CBD oil

Aceite CBD, qué es y cómo se produce

Si has decidido comenzar a consumir CBD — o si debes hacerlo por una cuestión médica — es probable que te preguntes cuál es la mejor forma de hacerlo. En general, una de las formas más recomendadas de consumir CBD es a través del aceite rico en este compuesto. Pero, ¿Qué es a ciencia cierta el aceite de CBD? ¿Cómo se extrae de la planta del cannabis y cuáles son los beneficios de su uso frente a otras formas de consumo?, en el presente artículo trataremos de dar respuesta a todas estas incógnitas.

¿Qué es el aceite de CBD?

El aceite de CBD es un aceite vegetal que es rico en Cannabidiol. A diferencia de otras formas de consumir la planta del cannabis, este tiene la cualidad de aislar este componente para que sea el único que reciba el cuerpo, de manera que pueda ser usado con fines terapéuticos, sin que el consumidor tenga que ingerir elementos químicos u otros componentes que se encuentren en la planta. Es por eso que el aceite de CBD es generalmente la forma en que más se consume este componente, también es la forma más recomendada cuando hablamos de tratar alguna enfermedad.

¿Cómo se obtiene el aceite de CBD?

En primera instancia es necesario dejar en claro que, para obtener aceite rico en CBD de alta calidad, se necesita contar con una planta de Cannabis con alto grado de CBD de ala calidad. Por lo tanto no se usa la variedad de Cannabis Sativa, sino más bien las variedades Índica y Ruderalis, que tienen alto contenido de Cannabidiol de alta calidad.

Hay tres formas de extraer el CBD de la planta, con extracción de aceite, extracción de disolventes líquidos y extracción con CO2 súper crítico.

Método de extracción con aceite

En el caso de la extracción de aceite, es común en productores caseros. Este se hace utilizando un aceite vegetal (como el aceite de oliva, por ejemplo). En el proceso primero se caliente la materia prima vegetal, para así activar los cannabinoides, luego se le agrega el aceite vegetal, calentando la mezcla a 100°C durante dos horas para que el resultado sea un aceite de CBD concentrado. Pero este método, a pesar del esfuerzo produce muy poco y debe ser tratado con bastante cuidado.

Método de extracción con disolvente líquido

Esta es una de las formas más comunes de hacerlo en el ámbito industrial y para hacerlo se utiliza etanol, propano o butano. El proceso es hervir la materia prima vegetal con uno de estos compuestos para que se libere el cannabinoide. Luego se filtra y el disolvente restante que quede es purgado, dando como resultado el aceite rico en Cannabidiol.

Este es un método un poco más peligroso, por lo tanto no es recomendable en producción casera. 

Extracción con CO₂ supercrítico

Este es el método más complejo pero a la vez más efectivo para extraer los compuestos. En este método se llena un recipiente de extracción con el cannabis molido rico en CBD, un acumulador bombea CO₂ líquido — en una temperatura y presión críticas — al recipiente, creando una mezcla entre CO₂ y los Cannabinoides. Al final del proceso, un separador toma la mezcla, separando el CO₂ para dejar únicamente el CBD.

¿Qué tipo de aceite de CBD debo consumir?

Dependiendo de las marcas y los métodos, algunos tienen una concentración mayor o menor que otros. Lo importante es que, dependiendo de tus necesidades, elijas uno que se adapte a ellas y que conozcas los métodos por los cuales es extraído.

Si has decidido comprar aceite CBD, se recomienda comprarlo de las marcas que utilizan extracción con CO₂ ya que es el método más cauteloso de extraer el cannabidiol de la planta de Cannabis. Se conservan todos los cannabinoides naturalmente presentes en la planta.

Si quieres saber cómo elegir los productos de CBD de alta calidad en México, consulta nuestro artículo al respecto.


Desde hace muchos años he tenido problemas de sueño. Solía despertarme en la noche y no podía hacer nada. Ahora tomo entre 3 y 5 gotas de aceite de CBD antes de irme a la cama y duermo bien.

¡Este bálsamo con CBD es mi preferido! Lo uso para el síndrome de la pierna inquieta que me volvía loca. Después de una semana de aplicación, descubrí que mis piernas volvieron a la normalidad.